Starbucks Panamá: 10 cosas que deberías saber

Starbucks no es bienvenido en Paris

Desde Panama Observer nos gusta ser objetivos con todas las situaciones que acontecen en nuestro amado país. En muchas ocasiones hemos afirmado el buen cartel que presenta Panamá para los negocios, su bonanza económica y su expansión abierta de oportunidades para las grandes firmas.

Para cualquier país integrar en su cultura los valores de ciertas marcas representativas en el mercado mundial, aporta riqueza y globalización. Nos ayuda a compartir lo bueno de otras culturas y nos gusta aplicar nuestra propia filosofía en ellas.

Escasos días atrás ha aterrizado la cadena internacional de café Starbucks, bueno esa fue la idea primaria de la cual se gestó este gigante comercial, Starbucks debía de ser un lugar para disfrutar de un buen café compartiendo un lugar agradable para disfrutar del mismo.

Los años pasan y el crecimiento de Starbucks gracias a su ”no” fundador pero si gestor de la idea comercial Howard Schultz, ha hecho germinar una especie de “monstruo”  de más de 20.000 establecimientos en más de 50 países.

Todo un éxito digno de estudio, sobre todo por la crisis que sufrió Starbucks en 2008, con pérdidas importantes que hicieron sobrevolar la idea del cierre del negocio en todo el mundo.

Howard Schultz se puso la gorra de mando y dió una lección de liderazgo y toma de decisiones, llevando a Starbucks a una diversificación y crecimiento muy potente.

Este son unas pocas líneas sobre la nave nodriza Starbucks que ha aterrizado con bombo y platillos en tierras panameñas.  Situada en el Street Mall, la expectación ante su apertura para la sociedad panameña ha sido muy alta, no en vano, es una marca tan reconocida por crear una forma de disfrutar los momentos, con un café en la mano. Imagen muy desplegada en todo el mundo ya, no necesita mucha publicidad la propia firma es muy popular.

Pero es importante destacar, aunque los propios usuarios van  a ser testigos de ello, que Starbucks ha perdido la esencia primaria, digamos que el olor a buen café se ha ido diluyendo con el paso de los años y el peso de una compañía que ve al resto de negocios, por encima del hombro.

Veamos algunas cosas interesantes que deberíamos saber de la compañía Starbucks y que afectan directamente a la cultura y sociedad de nuestro querido país.

10 cosas interesantes a conocer de Starbucks Panamá

En primer lugar queremos dejar claro, que no estamos en contra de este tipo de comercios ni de cualquier otro, respetamos a los millones de usuarios que adoran sus servicios, además de ser conscientes que brindan la oportunidad de formar parte de una empresa de éxito, creando puestos de trabajo.

Estamos más interesados en aquellos detalles invisibles que no todo el mundo conoce pero que es necesario dar voz, pues el respeto por la comunidad panameña y la cultura, es nuestro objetivo principal. No creemos que Panamá sea un territorio para plantar una bandera, donde los panameños debamos de bajar la cabeza. ¡Creemos en la crítica y en la conciencia social para cambiar las cosas!.

Starbucks no es bienvenido en Paris

Starbucks no es bienvenido en Paris

Bien veamos esas principales razones que debes de saber, para hacer un juicio de valor sobre Starbucks Café:

  1. Pagar pocos impuestos

    Una situación que en época de crisis no ha gustado nada pero los datos son los que son. Starbucks en 14 años operado en Reino Unido con un facturación de 3000 mil millones de libras solo ha pagado 8.6 millones de libras. ¿Cómo es eso? Pues gracias a un complejo sistema de facturación  través de sociedades que operan en Holanda y Suiza. Denota una falta de empatía con la tierra que acoge su negocio y potencia con nuevos clientes. ¿De qué modo factura Starbucks en Panamá? Sería la gran pregunta a responder. Por desgracia esta es una práctica que hacen los más grandes, cuanto más tienes menos quieres dar.

  2. Salarios no muy altos… a veces muy bajos

    En diversos foros y artículos hablando sobre el estado de los empleados en Starbucks, existe un desequilibrio entre la filosofía activa y positiva que aporta esta empresa para mejorar y aprender del negocio, con la obscura relación con el dinero. No está bien pagado, pero investigar y preguntar por ello es una labor estéril Starbucks no revela datos por razones de competencia, si afirma que la compensación y salario varía en función de la experiencia de los empleados. No parece ser que el salario dependa dela liquidez del negocio, entonces ¿Por qué ofrecer salarios bajos?.

  3. Dudas en sus ingredientes 

    Nos gustaría saber el sabor del café de un Starbucks de hace 20 años en comparación los que puedas estas saboreando en el Starbucks de Panamá hoy en día. La calidad de sus productos se ha puesto en entredicho en muchas ocasiones, el caso más flagrante es el, denunciado, uso de tinte hecho de extractos de insectos (cochinillas) en los productos como el Frapuccinos, en batidos de plátano y fres etc. Starbucks atajó la denuncia planteando un cambio en su cadena de producción de estos productos, pero ¿cuál será el siguiente producto? La calidad ha de ser la mejor, por lo menos un servicio de este estilo ha de utilizar y mostrar de forma transparente sus ingredientes.

  4. Trato discutible a los agricultores de café

    . Starbucks es una empresa cafetera, sus cafés es su producto principal, por ello depende de una materia prima insustituible: el grano de café. Por lo tanto debemos y creemos que las relaciones con estos agricultores debe de ser la más justa y provechosa para ambas partes… pues no es así. La filosofía Starbucks afirma “Starbucks cree firmemente en la importancia de construir relaciones mutuamente beneficiosas con los productores de café con las que trabajamos”. La organización Oxfam acusó a Starbucks de intentar bloquear una incitativa sobre el comercio de café etíope y marcas registradas para su uso. Y no es el único caso que deja en un lugar secundario a lo agricultores de café.

  5. No venden café local

    . Starbucks, además de un servicio para tomar café y sus derivados, es un gran escaparate para ofrecer productos autóctonos de la zona derivados del café, una estupenda forma de promocionar la cultura de un país. En Colombia se comprometieron a vender café colombiano, y no esta sucediendo esto, con el pertinente enfado de los productores locales de café. Starbucks puede abrazar a cada país en el que se integra, pero parece ser que le negocio es el negocio, lo que hacer aflorar estos pequeños y feos detalles. ¿Se vende café de Panamá en este nuevo Starbucks?.

  6. Porciones muy pequeñas

    . Puede parecer un tema frívolo de poca importancia, pero cuando queremos tomar un café con un pastel ¡queremos comer algo!. A los panameños nos gusta disfrutar de una buena mesa, con amigos y familiares ¿Cuántas porciones de pastel debemos de comprar?. Nos parece un detalle feo, y de mínima empatía con la satisfacción del cliente. No es la primera vez que por diversas causas se discute el menú de Starbucks, esperamos que escuchen las quejas de sus clientes y se acomoden a la cultura panameña.

  7. Calidad no del todo buena de su pastelería

    . Este suele se run problema que acusan las gigantes cadenas como Starbucks; pierden la esencia del buen servicio y la mejora de la experiencia de usuario. No sólo incidimos en la mejora de calidad de sus productos, sino en el correcto mantenimiento de los mismos. Más de una vez los productos de mostrador parecen estar sacados de un museo de cera, y no presentan la frescura de unos deliciosos pasteles. ¡No debemos de permitir este tipo de servicios de Starbucks!

  8. Llega el “monstruo” Starbucks

    . Toda gran industria posee un lugar privilegiado para introducirse en un nuevo mercado. El poder ayuda a conseguir los mejores contratos y lugares de un territorio concreto. ¿tienen los demás competidores la misma posibilidad? Seguramente no. Lo que es un hecho es que las tiendas Starbucks se desperdigan por todo los territorios que desean, nos gustaría saber cómo se gestan y realizan todas estas negociaciones (a buenos precios), siempre exitosas para la gran firma. Para muestra un botón, la gran multinacional de café ha intentado reducir hasta un 25% el precio de las rentas aprovechando el difícil panorama de la crisis, los cuales envían cartas pidiendo una reducción del 20 % o 25% con el fin de integrar una de sus tiendas en la zona deseada. Un plan generalizado para recortar sus gastos generales, comunicados por parte de Starbucks confirman que son acuerdos positivos para ambas partes, pero  esto no es así.

  9. Estrategia de Marketing agresiva

    . Esto puede ser un concepto discutible, pero cuando aparece una tienda Starbucks detrás vendrán 20. De hecho este es el planteamiento para los próximos 5 años en Panamá. ¿Qué hay de los locales de café panameños de siempre? Nos quedaremos a mirar como los devoran las filiales de Starbucks por todo Panamá? Es duro competir con ellos, pero si unimos todas nuestras voces podremos  luchar contra una nueva forma de invasión. ¿Quieres formar parte de ella?.

  10. Nula empatía con la cultura local

    . Ya hemos comentado algunos problemas de Starbucks  en la comercialización de sus productos. Han pedido la esencia, parece más un restaurante de comida rápida que un local de café. Ver productos autóctonos en sus vitrinas es un milagro, empatizar con la cultura local  no está en su libro de buenas prácticas. Se trata de un gigante que viene a ofrecer su filosofía y extender sus alargados brazos pro toda la región. Creemos que las cosas pueden hacerse de otra manera, más comunicativa y permeable lo que mejoraría la relación con los clientes y la sociedad en general.

Disfruta de Starbucks Panamá, pero no cierres los ojos

Starbucks ha llegado a Panamá para quedarse, en los próximos años seremos capaces de ver  cómo trabaja una multinacional, sembrando sus tiendas por todo el país.

Exige calidad y buen servicio, Panamá es tierra amable y cordial, eso no significa claudicar con todo.

Debemos de cuidar todo detalle que dé muestras de una dejadez o insensibilidad hacia nuestros valores culturales y propios.

Desde estas líneas te aconsejamos pasear por la calles de Panamá y disfrutar de un buen café en las cafeterías locales de siempre, el café sabrá  a café, disfrutar de auténticos pasteles y la tertulia será genial.

 

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*