Vivir en Panamá, es más peligroso que vivir en Irak

Homicidios Panama

¿Por qué el país se ha convertido en uno de los más violentos del mundo?

Las cifras oficiales de homicidios, proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y del Ministerio de Seguridad son realmente escalofriantes. Desde el año 1958, fecha en la que comenzaron a realizarse las estadísticas, en Panamá se han producido más de 11.000 muertes violentas por asesinato u homicidio. Una cifra que nos coloca entre los países más violentos, por encima de Irak y de otros países considerados tradicionalmente como los más peligrosos del mundo.

Una revisión detenida de los datos señala que los años con un menor porcentaje de crímenes fueron 1975 y 1977 con 41 y 36 asesinatos respectivamente.

Estas cifras son aún más significativas si comparamos la situación actual con la de años atrás. Tan sólo durante el primer trimestre de este año, se han registrado en el distrito de San Miguelito más crímenes que en todo el país durante los años 1976 y 77.

¿Qué está ocurriendo para que cualquier persona pueda empuñar un arma, asesinar a sangre fría y quedar impune? ¿Cuáles son los motivos del ciudadano de a pie para que nos hayamos convertido en una sociedad cada vez más violenta?

Los datos no mienten. De los 59 asesinatos registrados en el año 1958, hemos pasado a cifras cercanas al millar durante los años 2009, 2010 y 2011. Cifras que nos hacen reflexionar si el país que queremos y por el que luchamos, el Gran Panamá que nos anuncian, se está construyendo a golpe de gatillo.

El problema no es nuevo, ya que el mayor aumento de asesinatos con respecto al año anterior se produjo entre 1984-85. En ese periodo se registró un aumento nada más y nada menos que del 100% de asesinatos (de 59 a 115 registros).

Un tema que los sucesivos Gobiernos, ocupados en problemas más importantes, como el robo y la corrupción, parecen querer evitar para no restar votos en las urnas.

¿Por qué unos países son más violentos que otros?

Según la creencia más generalizada, el nivel de violencia de los países se mide en base a variables como el sistema político, la desigualdad económica, el índice de pobreza, la religión, su propia historia, o el acceso a la compra de armas.

Sin embargo, las estadísticas facilitadas por UNODC (United Nations Office, on Drugs and Crime) vienen a desmentir estas afirmaciones.

Estos son los datos de violencia reales a nivel mundial: El primer puesto de países violentos son los de Centro y Sudamérica.

Al leer esto, seguramente usted se habrá quedado tan sorprendido como el resto de habitantes de esta parte del continente. Sin embargo, por desgracia, una vez más los datos vienen a confirmar lo que nuestros políticos niegan o esconden. El estado con mayor índice de homicidios es Honduras seguido de Jamaica y Venezuela con 82, 52 y 49 crímenes respectivamente.

Homicidios Panama

Homicidios Panama

Estos datos facilitados por la OMS cobran una nueva y más terrible dimensión cuando las comparamos con los datos facilitados por ONG´s independientes que se ocupan de contabilizar los muertos en Irak, considerado como uno de los países más violentos del mundo.  Según estas fuentes, el pasado año se produjeron unas 4.000 bajas de civiles por muerte violenta. Hay que tener en cuenta que Irak tiene 32.000.000 de habitantes por lo que si hacemos cuentas, tenemos que la tasa de homicidio en este país, fue del 12%. Esto quiere decir que es 6 veces más probable morir asesinado en Honduras que en Irak.

Ciudad de Panamá, una de las 10 ciudades más peligrosas del mundo  

La Ciudad de Panamá ostenta el dudoso honor de ocupar los primeros puestos en el ranking mundial de ciudades violentas. El top 5 de las ciudades con mayor índice de peligrosidad está encabezado por Caracas (Venezuela), Guatemala; Tegucigalpa (Honduras), Kingston (Jamaica) y Nicaragua (Managua), y la ciudad de Panamá cierra la lista, ocupando el 10º lugar de las ciudades más violentas del planeta.

Lea aqui: Crimen en Panama, 665 homicidios en 2013 >>

Si el número de casos de muertes por homicidio es espectacularmente preocupante, no lo es menos el grado de violencia que se emplea en los asesinatos. Según datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), los cuerpos de las víctimas suelen presentar un promedio de hasta 11 impactos de bala y el número no para de aumentar.

El número de homicidios no para de crecer y crecer. Algunos factores como las drogas, el alcohol o la proliferación de armas de fuego, contribuyen a que el número de asesinatos esté cada vez más descontrolado. ¿Llegará hasta Valera el silbido de las balas, o quedará silenciado por el canto de las Garzas?

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*