¡Queremos Justicia YA¡ ..Gobierno culpable y encubridor de Sherina Latorraca?

Imagen: https://www.flickr.com/photos/ensh/ Creative Commons

Inhumano, indecente, vergonzoso… se nos acaban los calificativos para definir el tremendo esperpento en el que se ha convertido uno de los casos más tremendos de injustica, encubrimiento y desvergüenza que han sucedido en Panamá.

Los panameños y los que amamos Panamá, nos sentimos totalmente avergonzados con este asunto, la impotencia, rabia y dolor inundan nuestros corazones, pero en Panama Observer creemos que si unimos esa fuerza y dolor podemos luchar para que se haga de una vez ¡JUSTICIA!. Un concepto que, en Panamá, está a años luz de su verdadero significado, pero si todo los que sentimos la armonía y la justicia nos unimos en una sola voz,  podemos conseguir algún día.

Exposición de los hechos

En Panama Observer siempre ponemos los datos claros y transparentes, para no dirigir ninguna opinión hacia nadie, son ustedes los que sacarán sus propias conclusiones. Veamos una descripción de los hechos de un fatídico día, que oscurece el corazón de los panameños de buen corazón:

El 21 de Enero del 2003, Kathia Guerra y su pequeño hijo de tres años Giovanni, salían de una consulta médica para informarse de  una infección de oídos del pequeño angelito, de esta manera se asegurarían que no era nada grave, manteniendo su plan, como todos los años, de ir de vacaciones a Veraguas.

En la conocida vía Tumba muerto, Kathia esperó a que los automóviles se detuvieran para poder pasar hacia el otro lado. Del carril derecho, un gentil conductor cedió el paso a Kathia y su hijo, está lo cogió en brazos y se dispuso a cruzar la carretera. Al pisar el carril izquierdo de la calzada, un ostentoso BMW blanco envistió brutalmente a la madre y su hijo.

El violento golpe dejo inconsciente el cuerpo de Kathia y la vida del pequeño Giovanni  llegaba a su fin. Los testigos relatan que los cuerpos fueron desplazados a más de 40 metros, afirmando que el pequeño Giovanni llego a estar debajo de las ruedas y el chasis del vehículo.

“Desde 2011 el apellido de Sherina Latorraca podría haber cambiado, porque se ha casado con Orlando Perez Mangravita”

¿Qué hay del conductor? El conductor era una joven de 17 de años llamada Sherina Latorraca hija de un médico y una funcionaria del Ministerio de Justicia. En ningún momento miró hacia atrás y siguió su camino a unos 80 Km, llevándose la vida de un inocente niño y trayéndolo la desgracia a toda una familia. 

Situación, hoy, en la actualidad

Kathia Guerra vive inmersa en el dolor físico que le ha dejado el brutal atropello, nada comprable a la brecha que existe en su alma por la pérdida de su adorable niño de tres años de edad. Un angelito que vela por ella, todos los días.

Si bien toda esta situación es una angustia terrible, los siguientes hechos que relatamos inciden más en el dolor de esta familia y muchos panameños:

  • Sheila Latorraca fue absuelta de homicidio, su expediente fue remitido  al Juzgado Penal de Adolescentes.
  • En ese tiempo su madre Zaira de Latorraca era Juez Municipal, lo que permitió “mover” los hechos para defender a su hija y librarla.
  • Sherina disfruta de total impunidad, trabajando como oficial de Derechos Humanos en la Defensoría del Pueblo.
  • Ni Sherina y su madre han pedido disculpas públicamente.
  • En la actualidad Zaira Latorraca ha sido designada como magistrada suplente de la Corte Suprema de Justicia.
Imagen: https://www.flickr.com/photos/ensh/ Creative Commons

Imagen: https://www.flickr.com/photos/ensh/ Creative Commons

¿Esto es Justicia?

Parece una broma de mal gusto pero que una persona que ha encubierto un brutal  y fatal accidente, sea poseedora de un cargo en la Justicia, y que el propio Gobierno esté de acuerdo en ello es simplemente ¡Vergonzoso!.

La sensación de impunidad cabalga fuertemente en determinados estamentos de Panamá, parece ser que si tienes dinero puedes hacer lo que quieres, incluso no pagar tus delitos.

¡Basta YA! Unámonos contra esta injusticia, ayudemos a pelear el dolor de una familia hundida y ultrajada durante casi 10 años.

Comparte y difunde este texto, forma parte de una corriente transparente justa y de corazón. La injusticia, la impunidad no deben de ganar. Kathia y su familia tienen que disfrutar de al menos Justicia para su causa, su pequeño Giovanni no volverá pero su nombre puede ayudar a limpiar Panamá de gente desalmada y corrupta.

Actualización, 25 de febrero 2017

The Panama Observer fue contactado por un conocido blogger en Panamá. Parece que la familia Latorraca está persiguiendo activamente a las personas que escriban sobre este caso.

 

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*

  • Marcos

    buen articulo. Me gusta esta pagina!

  • 0808

    Manténgase publicando esas cosas para que el pueblo panameño no olvide el caso de esas desgraciadas,esperando que algún día un gobierno mande a la cárcel a esas dos. Además que el panameño se deje de esa excusa barata e ignorante de “se hará justicia divina”