Atención Peligro: Corrupción en Panamá

US_Dollars_and_envelope

La corrupción, por desgracia, ha sido y es parte natural dentro del contexto del poder; a lo largo de la historia donde hay negocio, poder y dinero aparece de forma evidente el concepto de corrupción: políticos, empresarios, funcionarios etc, han caído dentro de las espesas redes de la corrupción.

Podría parecer que la corrupción es un término asociado a países del tercer mundo o poco desarrollados, nada más lejos de la realidad; un buen ejemplo es el caso de España, un país orgulloso de haber tenido una transición ejemplar de dictadura a democracia, es en la actualidad un lugar donde han emergido numerosos casos de corrupción (caso Gurtel, caso Bárcenas etc.).

La corrupción no entiende de razas, idiomas o tipos de gobierno acecha inevitablemente entre los poderes fácticos de un país, golpeando a los ciudadanos, inocentes víctimas de sistemas de gestión corruptos.

La corrupción preocupa a los panameños

Según datos evaluados en una reciente encuesta, los panameños colocan a la corrupción como el tercer problema más preocupante y grave del país, dándose la mano con el desempleo y el problema del transporte.

US_Dollars_and_envelope

¿Qué ha pasado en Panamá para llegar a tal preocupación? para responder a esta pregunta es digno mencionar, en primer lugar, la capacidad reflexiva, autocritica y realista del pueblo panameño sobre los problemas de su país. Los panameños no esconden los puntos negros de su nación, los sacan a la luz para intentar dar con la solución eficaz para eliminarlos y dar brillo a su amado país.

Las gestiones realizadas por el gobierno estos últimos años apoyado por un demoledor informe realizado por Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana: “Informe sobre el estado de la Corrupción en Panamá”.

Corrupción en Panamá

Dicho informe ha sacado a la luz información práctica y detallada de cómo la corrupción puede estar conviviendo en la política panameña, partiendo de la base de que corrupción es el mal uso del poder para beneficios privados. Así pues pueden dividirse varias categorías en donde la presunta corrupción parece con fuerte trazo:

  1. Administración de la Justicia. Si los casos de posibles actos corruptos son como enfermedades infecciosas que se propagan por los diversos estamentos del poder, la impunidad de los mismos es aún más grave: procesos judiciales en temas tales como, el enriquecimiento ilícito, son largos y espesos llegando incluso a perderse dentro de un oscuro limbo judicial. Las investigaciones por funcionariado corrupto son numerosas pero pocas acaban con una proceso real y transparente. La Justicia es el límite que sirve para eliminar la corrupción de una nación, si esta no funciona adecuadamente para este tipo de delitos, la corrupción se fortalece dentro del aparato interno de un país, generando un panorama óptimo para el desarrollo de estos actos delictivos.

  2. Contratación Pública. Los concurso o licitaciones públicas han de ser lo más transparentes posibles, debería de revisarse más a menudo la Ley de Contratación Pública para administra y gestionar correctamente la flexibilidad para poder optar a estos concursos públicos. A día de hoy sigue siendo un camino gris y muy poco transparente.

  3. Financiamiento Electoral.El financiamiento a partidos políticos es un proceso que no posee ni límites ni regulaciones posibles, siendo totalmente opaco el valor de las donaciones de entes privados a estos partidos políticos. El Tribunal Electoral en 2014 ha dado a los partidos políticos 69.8 millones (27,9 millones antes de las elecciones y el resto para afrontar el sustento de estos partidos). En informes anteriores los gastos de estos partidos fue muy inferior a la suma otorgada por el Tribunal Electoral, más la incapacidad de saber el valor de las donaciones privadas. Debe de regularse este concepto pues enturbia el quehacer político y dejar entrever ciertos acuerdos económicos entre políticos y empresas privadas. Sin ir más lejos, se ha informado en numerosos medios, que el presidente entrante Juan Carlos Varela (miembro del Opus Dei) había recibido una cuantiosa donación por arte de este ente religioso.

  4. Punto estratégico mundial. Panamá se sitúa en un envidiado punto estratégico comercial; entre dos océanos y mirando de cerca a América del Norte y del Sur, las posibilidades de generar potenciales clientes es incalculable. Sin olvidar la Zona Libre de Colón, zona franca libre de impuestos para diferentes servicios.

  5. Aumento de la carrera Administrativa. Se ha encontrado con el aumento de puestos administrativos en los últimos años de gobierno; la aparición de nuevos ministerios e instituciones. Con ello los puestos de funcionariado han crecido exponencialmente, con dudosos concursos de mérito. Hasta la fecha se desconocen los concursos realizados o no se tiene una transparencia plena en ello.

  6. Acceso a la Información y Transparencia. Un correcto acceso a la información de los movimientos políticos y gubernamentales, hará que el pueblo sepa fielmente los pasos realizados por sus gobernantes.

Una triste realidad

Es necesario luchar por crear y mantener la transparencia en el gobierno de Panamá, pues los casos de posible corrupción dibujan una triste realidad. Caso CEMIS o Van DAM son claros ejemplos de que esto no es un juego ni una invención, es algo que existe y crece con el paso de los años.

El pueblo panameño no necesita de políticos generadores de negocios ni mentirosos, mas tarde o temprano botarán de sus asientos a aquellos gobiernos sospechosos de acciones corruptas; la Justicia también está en el punto de mira por su lento quehacer en diversos temas judiciales.

Lea aqui: Panamá: 5 problemas que el futuro gobierno debe resolver >>

Los panameños están alerta de este grave problema que parece estar dañando la confianza de los electores, sin duda un punto negro que ha de limpiarse cuanto antes.

¿Existe la corrupción en Panamá? ¿Están limpios los partidos políticos? ¿Es necesaria una fuerte y solida Ley de Transparencia?

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*