Las 10 cosas que los panameños podríamos haber hecho y aún hacer con los 100 millones que se presume nos fueron robados

santo-tomas

Hospital Santo Tomas: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/28/Hospital_Santo_Tomás_Panamá2.jpg

En nuestro artículo anterior, calculamos que, por lo menos, $ 92 millones de dólares fueron injustificadamente documentados pero no invertidos en nuestro territorio: http://thepanamaobserver.com/economia-y-politic/pandilla-martinelli/. Se presume que para algunos esto representó una vida llena de lujos, numerosas cuentas bancarias, lujosas viviendas, carros importados, yates. Pero que necesidades hubieran podido ser cubiertas si esta cantidad de dinero hubiera sido invertida en problemas que afectan a nuestra población dia a dia? A continuación hacemos una análisis de problemas sociales que hubieran podido verse beneficiados si los casi $100 millones hubieran sido invertidos en ellos.

1.-Hospital Santo Tomás: muchos pacientes, poco presupuesto

Los $100 millones podrían destinarse a los arreglos del hospital Santo Tomás, el centro hospitalario más importante del país. Aproximadamente se calcula que, por semana, ingresan entre 170 y 200 casos de de urgencia. Solo un 25% son patologías complejas y deben ser atendidos inmediatamente; el resto de esperar a que se desocupen el personal y las camas, y todos deben rezar para que haya insumos suficientes.

Los problemas a los que se enfrenta actualmente el HST son varios. La falta de camas es uno de los principales y se han llegado a encontrar casos de personas durmiendo por varios días en las bancas del hospital antes de ser atendidos. El HST tiene entre 616 y 624 camas disponibles, si calculamos la cantidad de pacientes que entran por día, rápidamente podemos darnos cuenta de que este número no es suficiente para cubrir la alta demanda de panameños. Se calcula que un paciente de urgencias debe esperar aproximadamente 12 horas para ser admitido y recibir una cama.

Otro importante problema es la carencia de insumos para realizar cirugías en las áreas de ortopedia, cardiología, neurología, urología, entre otras. No hay catéteres ni placas de metal  A su vez, faltan medicamentos esenciales que todos deben recibir al ingresar al área de urgencias. A todos los pacientes ingresados se les debe quitar sangre para realizar pruebas de laboratorio, inyectar solución salina y dar los medicamentos que necesite.

Otro punto importante que afecta al hospital y podría solucionarse que esta suma de dinero son las malas condiciones de la infraestructura; los ambientes dañados y propicios a la contaminación; los pasillos como salas de deposición, y la inseguridad. No olvidemos que el HST también debe encargarse de las emergencias de las personas privadas de libertad, que se encuentran esposadas junto a los pacientes libres.

2. Darles a 2855 familias en situación de pobreza un nuevo hogar

Los $100 millones pueden invertirse para construir 2855 casas de  $35,000 cada una, para las personas que viven en situación de calle. Todos conocemos las grandes desigualdades en la distribución económica de Panamá y la cara más visible de estas desigualdades son los asentamientos informales que cada vez encontramos en mayor abundancia. La organización Techo ya se encuentra trabajando en Panamá y ha construido 600 viviendas en 12 comunidades. Imaginen cómo podrían aumentar los números si invertimos esta cantidad de dinero de manera correcta..

3. Eliminar el índice de pobreza en áreas urbanas y rurales

En relación al punto anterior, debemos aclarar que el alto nivel de pobreza y desempleo afecta gravemente al país y es el causante de muchos otros problemas directamente vinculados a este. Con este dinero se podrían continuar las campañas para combatir la pobreza y ayudar a todas las familias necesitadas. Los programas de protección que se han puesto en marcha hasta el momento no garantizan un fin de la pobreza sino que enmascaran el problema para que deje de ser visto y las soluciones son a corto plazo.

Podríamos utilizar este dinero para incrementar los servicios de salud y educación que estas personas necesitan para salir de su situación de pobreza. También se podría usar para eliminar el empleo informal tanto en la ciudad como en el campo y lograr que más personas accedan a sus derechos como trabajadores legales. El índice de pobreza en las ciudades es de 4% pero el panorama en las comunidades indígenas es alarmante porque llega a un 98% de pobreza. Es decir que 450 mil panameños no tienen ingresos para una vida decente.

Tomemos como uno de los casos más alarmantes a la comunidad de Colón. Los edificios de podredumbre colapsan constantemente, las aguas servidas corren por las calles (lo cual puede afectar mucho a la salud de la sociedad y aumentar los casos de dengue) y los servicios de agua potable son muy precarios. Se necesitaría invertir en estas ciudades y comunidades para elevar las condiciones de vida de sus ciudadanos.

4. Invertir en alimentos y luchar contra la desnutrición

Los $100 millones pueden invertirse en alimentos para las comunidades más pobres quienes acceden a menos de un dólar diario. La desnutrición es un grave problema en nuestro país. El bajo peso y la falta de los nutrientes necesarios tienen como consecuencias el retardo en el crecimiento, la anemia y un déficit en el desarrollo inmunológico, esto aumenta los casos de enfermedades entre los afectados.

En el 2010 se realizó la última actualización acerca de los índices de malnutrición y se calculó un total de 10,583 niños desnutridos. En el 2012, 13 niños menores de un año murieron por malnutrición de un total de 4000 casos. En las comunidades indígenas no se siguen los estándares de alimentación recomendados por la Organización Mundial de la Salud y, por eso, la situación es alarmante. El dinero podría invertirse en alimentos para estas comunidades tan necesitadas.

5.Reducir la mortalidad infantil, tener niños más sanos y felices

En Panamá el índice de mortalidad infantil es del 18%, es importante tratar tanto a los niños como a las madres, porque las madres enfermas o desnutridas no puedan conseguir llevar su embarazo a término o parir niños sanos. Es necesario invertir en los tratamientos para reducir aún más el número de niños que mueren antes de nacer o al ser concebidos.

Con este dinero podríamos eliminar la mortalidad infantil en Panamá, se calcula que el costo del programa es de $4 millones, imagínense entonces todos los avances que lograríamos con $100 millones. Esto realmente podría cambiar al país y aumentar su demografía.

6. Ayudar en los gastos alimentarios a los diabéticos

La Federación Internacional de Diabetes calcula que en Panamá hay unos 184 mil diabéticos, muchos de los cuales aún desconocen su condición. Muchos diabéticos en situación de pobreza o con escasos recursos no pueden costear la dieta necesaria para mantenerse sanos y, a su vez, pagar los medicamentos.

Con los $100 millones se podrían cubrir más del 60% de los gastos en medicamentos, aproximadamente $543 serían entregados a cada uno de los enfermos para cubrir un gasto de $732. Esta reducción en el gasto de los medicamentos les permitiría costear la dieta que necesitan para estar sanos.

7. Dar a los pensionados panameños un regalo navideño de $410 dólares

Sabemos que se está hablando de un aumento en las jubilaciones de $100 dólares, pero eso aún se está tramitando. Nosotros creemos que sería una enorme alegría para los 244 000 jubilados panameños, que reciben una jubilación mínima, recibir un regalo navideño de $410 dólares. Aún así esto no quitaría el problema de fondo que se debe seguir trabajando para que todos los pensionados tengan una vida digna.

8. Mejorar las escuelas para una educación sana y divertida

Los $100 millones podrían invertirse en la renovación de los edificios de 50 escuelas que mas lo necesiten, si calculamos una inversión de $2 millones para cada establecimiento. Techos de esperanza ha estado trabajando en una mejora en la electricidad y la plomería de las instituciones escolares, pero aún hay mucho más por hacer. La plata también podría invertirse para el mantenimiento de las 3860 escuelas dándole a cada una $ 25,906 dólares para los arreglos inmediatos y de suma necesidad. Panamá dedica solo un 3% de su PBI a la formación educativa y este índice está por debajo de lo esperado a nivel internacional (6%).

9. Los privados de libertad también deben gozar de los Derechos Humanos

Las condiciones en las cárceles son deplorables y podría utilizarse este dinero para que mejoren los establecimientos penitenciarios. Hay aguas servidas, falta de servicio de salud y establecimientos estropeados. La construcción de la Nueva Joya ($170 millones) ya ha sido terminada y aún no ha comenzado a utilizarse. También se necesitan mejoras en los baños. Los presos, sea cual fuere su crimen, no pueden ser privados de sus Derechos Humanos porque sino nosotros nos estamos convirtiendo en peores personas que ellos.

10. Mejorar los caminos y las conexiones entre las ciudades de nuestro hermoso país

Con los $100 millones, podemos mejorar las carreteras de nuestro país a fin de lograr una mejor comunicación con las localidades remotas y de difícil acceso, y, por supuesto, una mayor integración nacional. También las carreteras que conectan ciudades importantes se encuentran saturadas de vehículos por el aumento de tráfico y muchas de ellas se están rompiendo a pasos agigantados. A su vez, se podría arreglar la Panamericana que cada año se deteriora más y más.

Sabemos que en un periodo gubernamental no se puede dar solución a todos los problemas que aquejan a nuestro país, pero también sabemos que la función de nuestros gobernantes es mediante proyectos ayudarnos a obtener una mejor calidad de vida, y no el obtener beneficios personales. Como panameños no debemos dejar que este tipo de actos queden impunes, alzar nuestra voz, y en caso que se comprueben delitos a alguno de los acusados exigir que se cumpla la justicia. Dejenos su comentario.

Que problemas cree usted se podrían resolver con $100 millones?

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*