Panamá excelente servicio medico: pero no para todos….

bacteria-kpc-tomas

La desigualdad en la sociedad panameña se magnifica en el sistema sanitario público actual. La asistencia sanitaria, el cuidado de la salud, debe de ser un bien prioritario para cualquier gobierno del mundo; sin un buen sistema sanitario es imposible ofrecer las mínimas garantías de un futuro modelo de social estable y fuerte. El derecho universal a un servicio sanitario óptimo es una prioridad para todo ciudadano sea cual sea su índole social.

Complicado es, para países tercermundistas sin un mínimo de estabilidad política y social ofrecer ciertos mínimos de correcta administración sanitaria; pero si acercamos nuestra mirada a Panamá, buque insignia del crecimiento de un país, es curioso observar el estado de la sanidad, que vive cierto desequilibrio organizativo en favor de un ascenso de la medicina privada.

La política y la Sanidad: Nadie toma responsabilidad

Inevitablemente va de la mano, la Sanidad de un país y el gobierno sentado en el poder; por ello es digno mencionar que la situación sanitaria en Panamá es la herencia de diferentes gobiernos de las últimas décadas, de esta manera eliminamos cualquier confrontación política y evasión de responsabilidades sobre un grupo político en concreto, pero eso no quita más compromiso al actual gobierno  y su gestión sanitaria.

Una vez más los ciudadanos son las únicas víctimas de todo esto, los intereses, el dinero, los negocios vuelven a estar por encima de un pueblo fuerte, esperanzado y luchador; ¿donde está la riqueza de Panamá? ¿al servicio del pueblo? evidentemente no.

La Sanidad y la voz del pueblo

Sería muy fácil plasmar números, estadísticas sobre el estado de la Sanidad en Panamá y hacer unas reflexiones, pero quizás es más importante reflejar la realidad del pueblo frente la gestión sanitaria; a día de hoy acudir a un servicio público sanitario se convierte en una experiencia caótica  que eleva al ciudadano a una sensación de sistema colapsado y agrietado pro donde fluyen diferentes problemas: falta de personal, correcta atención, largas listas de espera, peor infraestructura etc… un servicio que se aleja mucho del manto de crecimiento y desarrollo en otros contextos.

Si se han hecho grandes avances e inversiones en materia de Sanidad, ¿por qué no se traduce en la realidad?

Es aquí donde se abre una ancha brecha entre la gente que más tiene y la que no, entre pobres y ricos; es cierto que con dinero uno puede acceder a todo tipo de servicios exclusivos, incluidos los que posee la sanidad privada, pero ¿está dentro de la realidad, que personas humildes se endeuden por acceder a una medicina privada, ante la incapacidad de la sanidad pública de cubrir sus servicios?

¿Sanidad Privada para los más humildes?

Puede parecer atrevida la pregunta pero ¿estamos contemplando como la Sanidad Privada es una “obligada opción” para los que más necesitan? Cuando el sistema sanitario estatal no cubre de forma óptima las necesidades del pueblo parece que la opción privada surge como institución salvadora de la situación. Por poner un ejemplo muchas familias humildes prefieren pagar entre $3 y $6 en un centro privado simplemente para recibir una buena atención, si hablamos de especialistas los precios han aumentado de $25 a $50. La vida y la muerte se traduce en cuanto estas dispuesto a pagar, suena fuerte pero esta sucediendo.

bacteria-kpc-tomas

Lea aqui: Peligroso retroceso de la Sanidad Pública en Panamá >>

La infraestructura y los medios de la Sanidad privada es más avanzada que la provista en los servicios públicos, en muchos casos, son los mismos médicos de la salud pública los que atienden en estas clínicas privadas.

El mal reparto de la riqueza del país vuelve a ser una causa natural de la desigualdad de los ciudadanos de Panamá; el pueblo panameño cree y ama a su país y brinda mediante su votación la confianza a unos dirigentes que no dan la talla.

Los panameños/as necesitan urgentemente una estudiada reforma sanitaria que elimine los defectos de la Sanidad pública; Panamá vive en la actualidad un proceso de desarrollo vertiginoso conformada por una sociedad humilde y trabajadora que necesita blindar sus derechos. ¿Qué tienen que decir el Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social sobre esta palpable realidad? ¿seguirán defendiendo la salud pública como un sistema óptimo? ¿Cuéntanos tus experiencias en la Sanidad pública de Panamá?

Que piensa usted Varela tiene que hacer con respecto al sistema sanitario en Panamá? Deje sus comentarios…

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*