Cambios de zonificación en Obarrio: afecta a sus residentes

Panama centro en desarollo

Hemos visto con anterioridad que existe un problema de desigualdad dentro de la sociedad panameña, pero es, quizás, más frustrante la mala gestión del gobierno para frenar esta situación. ¿En qué momento los políticos pierden la visión real de su pueblo? esta es una gran pregunta por responder.

El panameño disfruta con orgullo de los avances de su país, del auge que ha experimentado y la proyección internacional de su amada tierra; es gratificante para los habitantes del istmo la fuerza con que Panamá resurge dentro del marco Centroamericano, pero no son conformistas con el trabajo del gobierno.

Los ciudadanos observan, se preocupan de los desequilibrios y necesidades de sus vecinos, de las prioridades y dudas que genera el mal reparto de la riqueza que genera las bondades de su país.

Riqueza frente al pueblo

En los pequeños detalles pueden atisbarse el germen de los problemas, esto lo saben los panameños, los cuales, observan ciertas maniobras “peligrosas” que incitan a pensar que las prioridades del gobierno están muy por encima de la calidad de vida del pueblo.

Lea aqui: Ineficaz respuesta del gobierno ante la desigualdad >>>

Un buen ejemplo es tomar Ciudad de Panamá como espejo en el que se mira el mal reparto de la riqueza y crecimiento del país; la progresión de la capital en favor de intereses comerciales y la atracción de inversiones y turistas extranjeros pasa por encima de las necesidades y vida de los ciudadanos; el barrio de Obarrio vive en sus carnes esta problemática

Obarrio víctima del desequilibrio de intereses

Obarrio es un lugar inmejorable para disfrutar y vivir la capital panameña, pero no está exento de ser tragado por la ineficacia y poca empatía del gobierno panameño; todo parte del cambio de zonificación de este barrio, anteriormente un lugar de código residencial de baja densidad pasa a ser una zona definida  de uso comercial y alta densidad residencial. Sin previa consulta ni aviso, estos cambios, en pos de intereses económicos y comerciales afectan de manera directa a los vecinos.

Obarrio posee una plataforma que funciona a modo de foro para expresar los problemas, dudas y quejas sobre los cambios que está viviendo esta zona residencial; los vecinos están muy descontentos con este cambio de zonificación que permite construir edificios de toda altura, y elevar el número de actividad comercial. Detrás de este “supuesto” crecimiento y desarrollo de la zona se encuentra los ciudadanos a los que no se les ha preguntado su opinión.

Obarrio ejemplo de mala gestión

El caso de Obarrio es un claro ejemplo de por dónde va la política de crecimiento del gobierno, en el que parece ser que primero va el negocio, los beneficios y después el pueblo; un pueblo que no es ciego a esta actitud, unos ciudadanos amantes de su tierra, y duros con la injusticia.

Obarrio en desarollo

Obarrio en desarollo

El pueblo panameño no es ignorante respecto a las posibilidades únicas de crecimiento de su país, la desigualdad  tiene solución con un cambio en las prioridades del gobierno. Los hechos se están consumando, el mal reparto de la riqueza, la inadecuada gestión económica en favor de intereses extranjeros son parte de las acciones políticas actuales; por suerte el pueblo panameño posee la experiencia y la actitud suficiente para castigar este tipo de acciones, con su voz será posible acercar las políticas de este gobierno y futuros a la esencia del sentir panameño mucho más cercano a sus vecinos.

En la tercera parte de este artículo abordaremos como la Sanidad es engullida también por los intereses económicos y de terceros en contra de un bien universal como es la salud. ¿Hacia dónde va a llegar esta política económica? ¿Es posible girar el rumbo?

Manténgase Informado!

Suscríbase ahora y reciba lo mejor de The Panama Observer primero

*La suscripción es Gratis y Puede Cancelarla siempre*